Home / Bloggers / El Blog de la Dra Victoria: “La Piometra”
piometra

El Blog de la Dra Victoria: “La Piometra”

La Piometra es una enfermedad hormonal progesterona – dependiente del útero de la canina. Esta hormona promueve o sostiene el crecimiento endometrial y  la secreción glandular para anidar en caso necesario una preñez; pero también la progesterona inhibe la función de los leucocitos (células blancas de la sangre encargadas de la protección ante enfermedades) por lo que inicia una colonización de bacterias en el útero. El agente infeccioso mayormente involucrado es la enterobacteria  E.Coli (bacteria intestinal con gran presencia en heces); la cual migra desde el ano de la canina hasta la vulva y penetra en la vagina llegando hasta el útero; esto debido a la dilatación del cérvix que ocurre durante el proestro y estro.

Para poder comprender con más facilidad el celo de las caninas, es necesario conocer su ciclo reproductivo o ciclo estral y las fases que lo conforman:

  • Proestro: es en esta etapa en donde aumenta la concentración de estrógenos y se presenta el desarrollo de folículos ováricos; se presenta el sangrado vulvar, los labios vulvares se agrandan y endurecen. Algunas perras tienden a orinar con mayor frecuencia.  El sangrado atrae a los machos debido a la presencia de feromonas que estimulan los receptores olfatorios del macho, pero en esta etapa la hembra no es receptiva al macho para la monta; por lo que la hembra trata de alejarlo con vocalizaciones, gruñidos y en ocasiones hasta pelea para evitar ser montada.
  • Estro: Esta es la etapa de receptividad sexual, es decir en esta etapa la canina aceptará recibir ser montada por el macho para que ocurra el apareamiento.  La hembra levanta la cola y la coloca hacia un lado para permitir la cópula. Este periodo tiene una duración aproximada de 9 días. Aunque esto dependerá de cada canina en particular.
  • Diestro: En caso de que la hembra haya sido fecundada en la etapa anterior, habrá un aumento en la hormona progesterona durante toda la preñez, seguido de un aumento en la prolactina, responsable del desarrollo mamario y la producción de leche. Aunque si por el contrario la hembra no quedó preñada estas hormonas deben descender lentamente.   Es en esta etapa en donde ocurre la pseudogestación, que es cuando la canina no fue montada o no quedó preñada y manifiesta producción de leche en sus mamas; ella adopta objetos como si fueran sus cachorros, los cuida, protege y les de calor, si esto sucede y se descarta una preñez real, se debe de tener cuidado con la producción de leche y una posible mastitis. En caso de que la hembra esté preñada en este periodo se dará la gestación, el parto y la lactancia. 
  • Anestro: esta es la etapa de inactividad ovárica, las caninas no despiertan ningún interés sexual por parte de los machos. Este es un período de reposo sexual, no hay cambios hormonales, la hembra no presenta síntomas particulares ni tampoco alteraciones en el comportamiento.

Las piometras se presentan frecuentemente en hembras de edad media y viejas, o bien en hembras jóvenes que han recibido tratamientos hormonales. La administración exógena de estrógenos o bien de progestágenos (para la supresión de celos) pueden provocar la aparición de esta enfermedad aún en animales jóvenes. Por lo que se recomienda no utilizar tratamientos hormonales en hembras.

sick dog at vet.jpg.838x0_q67_crop-smart

La enfermedad se asocia con letargia, depresión, temperatura, falta de apetito, vómitos, distención abdominal, diarrea, aumento en la ingesta de agua y aumento en la frecuencia de orina. Como resultado final y comprometedor para la vida de la paciente se presenta una insuficiencia renal aguda seguida de septicemia siendo esta última la complicación más grave, y la que origina normalmente la muerte del animal.

Las piometras se presentan en muchos casos con descargas purulentas por la vulva, siendo la característica externa más visible. Aunque en muchos casos no se presenta este signo; por lo que a la paciente se le debe de valorar adecuadamente por un médico veterinario, el cual deberá realizar una serie de exámenes físicos, analizar pruebas de sangre, realizar ultrasonidos y radiografías si fuera necesario.

El tratamiento definitivo para esta enfermedad es la ovariohisterectomía o castración; lo que pone fin a la vida reproductiva de la paciente. Se debe de iniciar con tratamiento antibiótico para disminuir la infección uterina y sistémica.  La expectativa de vida de las pacientes con esta patología dependerá de la evolución, del tiempo y de los posibles daños que haya provocado la septicemia, el shock y la insuficiencia renal.

Otros temas que te pueden interesar: 

frases-debes-decirle-dueno-perro_MEDIMA20160330_0081_31

Para evitar estas complicaciones lo recomendable es realizar castraciones a edades tempranas, cabe mencionar también que las caninas no presenta menopausia, por lo que su ciclo estral se mantiene hasta el final de sus vidas; y aunque la frecuencia de sus celos sí disminuyen; éstas pueden quedar preñadas aún en edades avanzadas, por lo que es necesario no descuidar su ciclo reproductivo y no asumir que dejaron de ovular y así evitar que sean preñadas sin que los propietarios se enteren lo que podría convertirse en una gestación complicada que incluso pueda comprometer la vida de la madre y la de los cachorros por una gestación y parto a avanzada edad. La prevención de piometras, partos no deseados y pseudopreñez en caninas pueden ser evitadas con revisiones médicas periódicas guiadas por el buen control y la ética de un médico veterinario.VICTORIA

About no

Check Also

perro-oveja-1

El antes y después de un perro bajo 16 kg de pelo tras 6 años abandonado

Después de pasar 6 años abandonado en un granero, Lazarus ha sido finalmente rescatado. Sin embargo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *