Home / Deportes / Cómo recuperar la motivación para continuar con tus entrenamientos

Cómo recuperar la motivación para continuar con tus entrenamientos

Es normal que conforme pasa el tiempo, la motivación que te acompañaba cada mañana para ir al gimnasio se vaya perdiendo. Esto suele pasar por diversas razones, algunas de ellas se deben por lo general al exceso de trabajo o labores escolares que mantienen tu mente ocupada en otros objetivos, lo cual es bueno, siempre y cuando no interfieran en la calidad y decisiones que tomes para tu vida cotidiana, sobre todo si se trata de la salud. Otra de las razones pueden deberse a la falta de progresión, y es que muchos novatos del gym que no tienen la supervisión adecuada en sus entrenamientos, con el paso del tiempo dejan de lograr los resultados que antes obtenían, debido a que el cuerpo se va adaptando a las mismas intensidades y el esfuerzo que ahora realizan ya no supone el estrés necesario para el desarrollo de los músculos.

En fin, sea el caso que sea, la motivación debe acompañarte todos los días para que cada mañana te levantes con la ideología de que el gimnasio es una tarea que quieres, más no debes realizar. Por ello, a continuación te presentamos algunas maneras de recuperar la motivación.

Cambia tu rutina

Si la falta de motivación se debe a la manera en la que entrenas, entonces estamos ante un problema grave, que se puede arreglar fácilmente. Una mala rutina puede deberse a la utilización de pesos inadecuados (ya sean ligeros o extremos), la realización de ejercicios poco efectivos para las zonas del cuerpo que deseas trabajar, un ambiente poco estable para entrenar, etc.

Si por alguna razón sientes que ya no estás contento con la rutina que estás realizando, es momento que le pidas al instructor algo de ayuda, comentarle tu problema y estructurar una nueva serie de ejercicios que te ayuden a seguir por el camino por el que iniciaste en tus primeras semanas de entrenamiento.

Piensa a futuro

Esto es algo que en lo personal me ha funcionado bastante bien y no sólo en el aspecto fitness, sino en lo laboral o social. Recuerda que estás acudiendo al gimnasio para lucir un cuerpo mucho más estético y sobre todo, para mejorar tu calidad de vida. Si piensas en los resultados que podrás lograr en un futuro, definitivamente tendrás la dosis de motivación necesaria para seguir entrenando arduamente

Realiza otro tipo de entrenamientos

Un estudio llevado a cabo por el departamento de Psicología Deportiva de la Universidad de León (México), encontró que algunas técnicas de relajación, visualización, establecimiento de objetivos o de la recuperación del deportista, pueden ser de gran ayuda para no sufrir de fatiga tanto física como mental que muchas veces se produce con el sobreentrenamiento.
Siguiendo esta idea, puedes tomarte un descanso de los entrenamientos con pesas durante un par de semanas a lo mucho , cada dos o tres meses y optar por otras disciplinas que no hayas practicado. De esta forma te será posible experimentar nuevas sensaciones y así en poco tiempo regresar con nuevos aires a la rutina habitual, que sin duda te servirá para continuar entrenando con el mismo entusiasmo de antes.

Realiza entrenamientos de resistencia

Aunque quizás este punto puede ser confundido con el anterior, resulta diferente en la forma en la que se aplica, es decir, que si te has aburrido de los entrenamientos con pesas puedes optar por una carrera, ya sea caminando o corriendo, aunque sea por un día para sentirte mejor.

Al igual que sucede con los ejercicios que practicas en el gym, caminar o correr te ayuda a liberar endorfinas, además de que no requiere de tanta concentración como al realizar un entrenamiento de pesas, lo que ayuda a tu mente a despejarse y pensar en cosas positivas que te preparen para el gimnasio al día siguiente.

Practica la meditación

Si el estrés de la vida diaria ha sido lo suficientemente alto como para querer alejarte de todo y todos, es momento de empezar a buscar otras alternativas que te devuelvan la confianza y el bienestar de antes. Para ello puedes practicar algunos métodos como la meditación, aunque sea unos minutos al día; de esta forma podrás reorganizar tus pensamientos y con ello volver a encontrar la motivación que has perdido.

Descanso

El descanso es indispensable en el cuerpo humano, independientemente de si practicas algún deporte o no. Sin embargo, se sabe que para desarrollar una cantidad de masa muscular mucho mayor, es importante dormir 8 horas al día cuando menos, de manera que las fibras musculares (que se han roto por el estrés causado por el entrenamiento) puedan recuperarse de forma óptima y al mismo tiempo lograr un volumen mayor.

Cuando no descansas no sólo se afecta el organismo a nivel mental, sino que además, el cuerpo tampoco progresa con los ejercicios y la fatiga suele manifestarse de forma más frecuente. Así que ya lo sabes, descansa como debe ser y prepárate para el siguiente día, verás como dentro de poco notarás que la motivación empieza a regresar y ya no querrás salir del gimnasio.

Entrena con tu pareja u otro amigo

Se ha demostrado que entrenar en pareja es una de las opciones más viables para mantener la motivación en todo momento, y es que un compañero te ayudará ante cualquier situación con tus entrenamientos, sobre todo si llevan un plan similar o si este tiene más experiencia de la que tú tienes.

Por otra parte resulta más divertido y para muchos suele verse como una forma de alejar los complejos que acompañan a muchos que se inician en el mundo del fitness. Eso sí, recuerda que si vas al gimnasio es porque quieres progresar tu cuerpo y no socializar, así que ten eso mente y no interrumpas tus entrenamientos con charlas banales.

Reúnete con gente que no has visto en mucho tiempo

Vale, quizás este último punto puede parecer algo exagerado, pero la verdad es que un buen comentario sobre sus avances serán más que suficientes para sentirte bien y recuperar la motivación perdida. Por esta razón, puedes planear una salida o reunión con alguna persona que no has visto desde hace mucho tiempo, seguramente se llevará una sorpresa al ver tus avances y no se evitará hacer algún comentario al respecto

Fuente | mipielsana.com

About no

Check Also

bbxeuyf

Los kilos de más hacen envejecer tu cerebro

El exceso de grasa puede hacer que tu cerebro se marchite: las personas que tienen …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *