Home / Emprendedores / 8 formas de viajar gastando poco dinero

8 formas de viajar gastando poco dinero

Viajar no tiene por qué ser sinónimo de altos presupuestos siempre que sigamos algunas de estas 8 formas de viajar gastando poco dinero. Trucos básicos que atañen, especialmente, al alojamiento, los vuelos o las excursiones, principales factores de cualquier buen viaje que se precie.

1. Conseguir vuelos baratos

Los vuelos suelen ser el componente más caro de cualquier viaje. Sin embargo, existen muchas formas de pagar poco por nuestros billetes, especialmente si sabemos qué día comprarlos. Utilizar millas acumuladas, procurar comprar vuelos los martes, miércoles y fines de semanas, activar alarmas en webs especializadas y, sobre todo, reservar 20 minutos diarios para revisar los buscadores de vuelos son algunas de las formas más eficaces de conseguir un vuelo económico. La paciencia siempre será el mejor aliado.

2. Elegir alojamiento sencillo

Por suerte, en el tema alojamiento disponemos de mucha más variedad siempre que no seamos demasiado escrupulosos, algo incompatible si pretendemos convertirnos en un viajero empedernido. Y es que no sólo de hoteles de cinco estrellas vive el turismo, pues la llegada de redes como Couchsurfing o BeWelcome nos permiten dormir gratis en casa de un huésped; webs como AirBnB nos proveen de un servicio eficaz y personalizado si buscamos la intimidad de un apartamento en buena zona y los guesthouses o hostels se han convertido en la quinta esencia del alojamiento eficaz y económico.

3. Comer en la calle

Viajar a un determinado destino conlleva degustar la gastronomía típica, algo que podremos experimentar de primera mano si nos movemos por los mercados o zonas de la ciudad en las que existen puestos callejeros. Kebaps o fideos chinos por 2 euros, bebidas por mucho menos o menús que, en el caso de países como Vietnam o Nicaragua, rara vez superan los 4 euros. Si decidimos comer en restaurante, especialmente en países europeos, debemos ceñirnos a los menús diarios, y si lo nuestro es ahorrar a la hora de comer siempre podremos echar mano de un hotel con pensión completa, descuentos o compras en supermercados a la hora de disponernos a realizar un recorrido rural o una jornada de parque.

4. Experimentar los free tours

¿Sin ganas de planificar una visita turística en pocos días? ¿Hay necesidad de andar estresado visitando más de lo que podemos? Entonces lo mejor será apuntarse a un tour gratuito, tendencia que domina la mayoría de capitales importantes alrededor del mundo y en los que los guías turísticos tan sólo cobran la voluntad. Además, estos circuitos suelen finalizar en restaurantes económicos o incluso fiestas grupales en lugares típicos, conformando una jornada perfecta en ese nuevo destino.

5. Movernos todo el día

A veces, por el simple hecho de pagar cantidades inferiores por billetes diarios de transporte público terminamos comprando varios individuales y gastando más dinero del esperado. Si pretendemos visitar una ciudad hasta sus límites y, además, durante dos o tres días, nos conviene comprar una tarjeta diaria y, sobre todo, multiusos, que sirva tanto para subte como tranvía o autobús. Al final lo agradecerás, ahorrarás y evitarás el estrés que supone andar buscando dispensadores de billetes continuamente.

6. Aprovechar los happy hour

Si salimos de fiesta, destinos propicios como Ibiza, Miami o muchas capitales europeas pueden cobrar precios excesivos por una simple copa. Sin embargo, la hora feliz supone un respiro para los bolsillos ajustados, reduciendo el precio de una cerveza o un cocktail hasta un 60% en algunos casos. Pasemos una tarde entre bulevares y terrazas consumiendo lo suficiente como para ir preparado a bailar o festejar, pero sin gastar demasiado.

7. No retirar dinero del banco

Si podemos llevar una reducida cantidad en efectivo al llegar a un país de diferente moneda y, especialmente, llevar encima lo mínimo de esa moneda local al volver a casa, mucho mejor. Muchas veces los cambios de divisas en los controles del aeropuerto acaban sustrayendo más dinero del esperado. Por otra parte, a la hora de retirar dinero de los bancos locales lo mejor será hacerse con grandes cantidades en lugar de pequeñas, ya que las comisiones son aplicadas y el valor suele ser menor en el primer caso.

8. Aprovechar el duty free

Muchas veces llegamos de un viaje con las maletas demasiado cargadas y el bolsillo muy vacío ante todas esas compras de souvenirs. Procuremos comprar en mercadillos típicos con tal de comparar y evita las tiendas, regateemos siempre que podamos, no prometemos regalos para todo el mundo (mejor nada que un mal regalo) y, si podemos, aprovechamos los bajos precios del duty free, especialmente si queremos ahorrar en alcohol, tabaco y dulces durante las semanas posteriores a nuestra llegada o nuestro regreso a casa.

Estos consejos para gastar menos viajando supondrán un soplo de aire fresco para los viajeros que no queremos renunciar al placer de movernos por el mundo pero con un presupuesto ajustado. Las claves para hacerlo se resumen en unas pocas palabras: paciencia y algo de picardía. Una vez hayamos seguido estos consejos sólo nos quedará experimentar, disfrutar, ser un poco más libres.

Fuente | imujer.com

About no

Check Also

foto-manana

5 cosas que debes hacer por la mañana

Muchos de nosotros hemos escuchado el adagio “Como pases tu día es como pasas tu …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *